default_mobilelogo
 

678.JPG

 

La reina de las acciones correctas

en los momentos menos indicados.

La reina del Carpe Diem

En los momentos en los que el futuro pende de un hilo.

La reina de las partidas de ajedrez ganadas

en un tablero de parchís.

La reina de los últimos que serán los primeros

Cuando lo más importante es correr más que el viento.

 

La reina de los paseos por parques remodelados en playas,

de perros que en realidad son leones,

porque se les ve en la cola.

De tigres furiosos disfrazados de gatos

que pasean por la calle como si fuera suya,

porque nadie los ve.

Ni los siente.

Ni se imaginan lo que hay escondido en su vientre.

 

La reina de los nunca que son siempre,

de los jamases convertidos en rutinas,

de los ascos que se vuelven pasiones,

de las pasiones que no se recuerdan,

de los libros escondidos en revistas,

y de las revistas usadas para no pisar el suelo.

 

La reina de la doble cara,

del fingir que no importa nada,

de las sonrisas forzadas y las miradas esquivas.

La reina hoy se levanta,

como cada mañana,

para mostrarle al mundo que está viva.

Que hoy es ella quien gana.

Que hoy, por fin,

es ella la que reparte las cartas.

 

Lo que queremos averiguar, en ocasiones, ya lo sabemos, pero nos perdemos dando palos como ciegos